PARA SU INTERÉS

¿Sabía usted que…?

MAYOR RIESGO DE PÉRDIDA DE AUDICIÓN

POR ENVEJECIMIENTO, SI SE FUMA O SE TIENE SOBREPESO

 

Las personas que fuman y que tienen sobrepeso corren un mayor riesgo de padecer pérdida de audición relacionada con el envejecimiento, según un estudio europeo. Un estudio realizado por la Universidad de Amberes en Bélgica descubrió que las personas que habían fumado habitualmente durante más de un año tenían una capacidad auditiva peor que aquellos que nunca habían fumado.

 

Según el estudio, cuanto más se fume (número de años multiplicados por el número de paquetes al día) más grave será la pérdida de audición. El estudio también puso de manifiesto que existe una correlación directa entre el peso corporal de la persona y la pérdida de audición, cuanto mayor era el índice de masa corporal (IMC) entre las personas evaluadas mayores probabilidades tenían de padecer una pérdida de audición. Fumar y tener sobrepeso suele disminuir el flujo sanguíneo y el oxígeno del oído, lo que puede dañar la audición y causar una pérdida auditiva. Este estudio sobre la audición relacionada con el envejecimiento es el mayor realizado hasta la fecha, en el que participaron 4.083 personas de 53 a 67 años de edad de siete países europeos. Se realizaron revisiones médicas, pruebas de audición, encuestas sobre su historial médico y su exposición a factores de riesgo medioambientales. Los científicos del estudio resaltan que tanto fumar como tener sobrepeso son exclusivamente dos de los múltiples y principales factores de riesgo en la pérdida de audición. La exposición a ruidos excesivamente fuertes sigue siendo la causa principal de la pérdida auditiva.

 

Fuentes: RNID y CBC News

TRES DE CADA CUATRO DISCAPACITADOS AUDITIVOS ESPERAN AÑOS PARA BUSCAR TRATAMIENTO

*Estudio internacional: Los discapacitados auditivos esperan años para buscar tratamiento.

 

Tres de cada cuatro personas informan al mismo tiempo haber acudido al especialista para realizarse pruebas de audición. Y aun así, muchos de ellos no han dado el último paso para obtener audífonos.

 

- Sólo podemos hacer conjeturas del motivo por el cual muchas personas tardan tanto a la hora de buscar una solución. Creo que la razón principal sigue estando relacionada en parte con los prejuicios de utilizar audífonos, declara Kim Ruberg, Secretario General de Hear-it.

 

Kim Ruberg considera que es una lástima que se espere tanto tiempo para buscar una solución para la pérdida de audición.

 

EL TRATAMIENTO MEJORA LA CALIDAD DE VIDA

- Todos los estudios demuestran que el tratamiento de la pérdida de audición, normalmente mediante audífonos, mejora considerablemente la calidad de vida de la personas con discapacidad auditiva, dice Kim Ruberg. Los audífonos hacen que la persona con discapacidad auditiva se desenvuelva mejor en casa, en el trabajo, socialmente, y en definitiva, en todas las situaciones donde la audición tiene un papel fundamental.

 

Los síntomas de la pérdida de audición pueden apreciarse, por ejemplo, cuando existen dificultades para oír en reuniones con varias personas, con existe ruido de fondo, cuando es necesario subir demasiado el volumen de la televisión y pedir que se repita lo que se está diciendo. La persona con discapacidad auditiva se suele sentir agotada tras las reuniones sociales y se siente extenuada después de la jornada laboral.

 

Sólo en Europa, una de cada de seis personas padece pérdida de audición, según se pone de manifiesto un informe anterior de hear-it. En los Estados Unidos, la pérdida de audición es la tercera afección crónica.

Fuente: www.hear-it.org

15 MIL PERSONAS LA PADECEN CADA AÑO

PRÉSTE OÍDOS A A LA SORDERA SÚBITA

 

Por distintas razones que son causa de estudio, se puede padecer, sin previo anuncio, de una sordera parcial o total. Una rápida o retardada consulta al médico especialista puede originar la cura completa, a medias o una sordera permanente a solucionar con audífono.

 

La padecen personas de diferentes edades, pero es mucho más frecuente entre los adultos.

 

Según la audióloga de la Clínica Rivas Adriana Rivas, “se caracteriza por la aparición brusca, de tinnitus, que son pitidos en los oídos; las personas sienten una disminución de la audición, en un grado variable, que a veces llega hasta la sordera total”.

 

En la actualidad, la sordera súbita afecta alrededor de 15 mil personas, cada año, en el mundo. Entre sus causas se encuentran algunas lesiones del hueso temporal (cráneo) y enfermedades sistemáticas, como las infecciones virales, que afectan también a este mismo hueso.

 

También existen otras teorías, basadas en estudios, que explican su origen en la aparición de múltiples virus que producirían un daño del oído interno, o en la falta de circulación sanguínea en las células sensoriales del oído interno, lo que allí ocasionaría un infarto; otra hipótesis tiene su sustento en una reacción del sistema autoinmune.

 

En cualquier caso, los especialistas recomiendan que las personas sorprendidas por la sordera acudan rápidamente a consulta para un diagnóstico inmediato y oportuno. “De una rápida intervención dependen los resultados positivos que se puedan obtener”, precisó la audióloga Viviana Gutiérrez.

PROTECTORES AUDITIVOS CONTRA LOS RONQUIDOS

 

Muchos personas tienen un ronquido tan fuerte que sus parejas deben utilizar tapones para los oídos para poder dormir.

 

Un estudio danés ha descubierto que existen ronquidos que alcanzan niveles de sonido de hasta 91 dB, lo suficiente para dañar potencialmente la audición de la pareja del que ronca. El estudio fue realizado por el centro médico danés del sueño en el hospital Glostrup a las afueras de Copenhague.

 

Muchos países reconocen los 85 dB como nivel de sonido máximo de seguridad. Las leyes medioambientales danesas exigen la disponibilidad de protectores auditivos para aquellas personas que trabajan con niveles de ruido superiores a los 80 dB, equivalente a cerca de la mitad de los ronquidos máximos registrados. Si los niveles de sonido superan los 85 dB en el lugar de trabajo, los empleados daneses están obligados por ley a utilizar protectores auditivos.

 

En otras palabras, si la normativa del entorno laboral se aplica a las personas que están durmiendo, tanto los que roncan como sus parejas deberían utilizar protectores auditivos.

 

Otro estudio indica que existe relación entre los ronquidos y la pérdida de audición inducida por ruido en aquellos que comparten la habitación con personas que roncan fuerte, pero no se ha determinado aún el efecto producido en la audición de las propias personas que roncan.

 

Fuente:Danmarks, Radio; PubMed