Cómo afecta el oído en el equilibrio corporal

Muchos desconocen que algunas veces perdemos el equilibrio y podemos pensar que quizá es un pequeño mareo cuando en la mayoría de los casos es muy probable que tengamos un problema en el oído.

Es el oído interno el que interviene en el equilibrio corporal. Es más es el oído crucial para mantener el equilibrio. Este proceso de ingeniería natural, mediante el nervio vestibulococlear que envía señales a nuestro cerebro que controla nuestra audición y nuestro equilibrio.

Cómo funciona el equilibrio.

El equilibrio se sustenta en tres pilares fundamentales: Los oídos, los ojos, las articulaciones y los músculos trabajan todos juntos para ayudarnos a mantenernos firmes y erguidos.

En el frente del oído interno, o laberinto, está la cóclea, que está involucrada en la audición; en la parte trasera están los canales semicirculares, que afectan el equilibrio. Conectados a ellos está el vestíbulo (con órganos sensoriales conocidos como utrículo y sáculo), que afectan al equilibrio y la estabilidad. Cuando giramos la cabeza rápidamente, el líquido de los canales semicirculares mueve los pequeños vellos que recubren la cóclea y envían un mensaje (a través del nervio vestibulococlear) al cerebro acerca del movimiento. En menos de un segundo, el cerebro envía mensajes a los músculos necesarios para mantener el equilibrio y ayuda a los ojos a mantenerse enfocados.

Por estas razones es muy importante cuidar los oídos ya que afecta de manera exponencial la relación entre oído y cerebro.

Es el oído uno de los tres tipos de receptores que tiene nuestro cuerpo para mantener el equilibrio.

Los receptores del sistema vestibular, los cuales se encuentran en el laberinto del oído interno que van a informar a nuestro cerebro de la posición y del movimiento de nuestra cabeza en el espacio.

Los receptores del sistema visual en la retina, los cuales informan a nuestro cerebro de la posición y movimiento de los objetos en nuestro campo visual y por último los receptores de músculos y articulaciones pertenecientes al sistema musculo-esquelético, que van a informar al cerebro del movimiento de las partes del cuerpo en relación al suelo.

Estos son algunos de los síntomas que se manifiestan en nuestro cuerpo y que nos daremos cuenta que nuestro oído y equilibrio no están al cien por cien.

  • lesiones en los oídos, en la cabeza o en el cuello

  • ototoxicidad (cuando ciertos medicamentos, entre ellos medicamentos antibióticos específicos y de quimioterapia, dañan el oído interno)

  • migrañas

  • pérdida de la audición

  • infecciones crónicas del oído medio (otitis media)

  • otras infecciones (como un resfrío, gripe, meningitis, sarampión, paperas, rubeola)

  • depresión

  • abuso del alcohol

  • mareos o sensibilidad a los movimientos

  • trastornos convulsivos

Si te ha sido de utilidad este artículo compártelo en tus redes sociales, también si tienes alguna duda puedes escribirnos en www.sotone.es y seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram.

#equilibrio #oído #sordera #enfermedadesdeloído #mareos

Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square